Sudán, el último rino macho de su especie

Stop tráfico de especies

Adiós Sudán: el último ejemplar macho rinoceronte blanco del norte

Sudán, el último ejemplar macho de rinoceronte blanco del norte, murió ayer 19 de marzo a los 45 años. Deja dos hijas y la esperanza de que algún día, con los avances científicos en reproducción asistida, éste no sea el fin de la subespecie norte de este magnifico animal.

Una extinción anunciada hace más de una década, cuando se perdió realmente la batalla por evitar la desaparición de esta subespecie de su hábitat natural debido a la caza furtiva y el tráfico de especies.  Pero Sudán resistió el embate y se convirtió en el único ejemplar superviviente. Muchos de los suyos murieron a manos de los furtivos con el único fin de comerciar con sus codiciados cuernos, a los que se les atribuye falsamente propiedades curativas y afrodisíacas en algunos países asiáticos.

Cada año son abatidos 1.000 rinocerontes para traficar con sus cuernos. Sudán murió por causas naturales, pero muchos de sus congéneres son víctimas del tráfico de especies que, implacable, está esquilmando la fauna más emblemática del planeta.

Adiós Sudán, que tu vida nos sirva a todos para seguir luchando contra el tráfico de especies. 

Muestra tu apoyo, firma y únete a la lucha contra el tráfico de especies.

Artículos relacionados:

La historia de Sudán