Nepal dobla el número de tigres salvajes

Stop tráfico de especies

Nepal, primer país en duplicar su población de tigres

tigre
tigres

Además de cumplir el reto de duplicar el número de tigres salvajes, el país alcanzó el objetivo ‘Cero caza furtiva’ de rinocerontes, elefantes y tigres

Nepal está en vías de convertirse en el primer país del mundo en duplicar su población de tigres en libertad desde 2010. Según los resultados del censo más reciente, se estima que existen unos 235 tigres salvajes, casi el doble de los que se contabilizaron en 2009.

Se trata de una noticia sin precedentes en Nepal, uno de los 13 países que cuenta con poblaciones de tigres salvajes y que se comprometieron a duplicar el número de ejemplares para 2022 como parte de una iniciativa conocida como TX2 (Tigres X2), en la que trabajamos desde WWF con los gobiernos y otras organizaciones.

"Nepal es un gran ejemplo para otros países, en los que está presente el tigre, para que intensifiquen y se comprometan con el mismo nivel de voluntad política y excelencia", asegura Luis Suárez, responsable del programa de especies de WWF España.

Los resultados del censo de tigres

El extenso censo de tigres, realizado entre noviembre de 2017 y marzo de 2018, fue dirigido por el Departamento de Parques Nacionales y Conservación de Vida Silvestre de los Bosques de Nepal, en alianza con WWF-Nepal. Los esfuerzos de monitoreo incluyeron 4.387 imágenes de cámaras trampa, encuestas de ocupación y densidad de presas.

El proyecto abarcó más de 2.700 kilómetros a través de áreas protegidas y corredores de vida silvestre en Terai Arc Landscape, un importante ecosistema transfronterizo con India que también alberga rinocerontes, elefantes y cerca de siete millones de personas.

Nepal, el país del tigre

Esta noticia se anuncia en un momento en el que muchas de las poblaciones mundiales de tigres están en declive debido a la pérdida de hábitat y a la caza furtiva generalizada.

En los últimos años, Nepal unió sus fuerzas con WWF para fortalecer los esfuerzos comunitarios de vigilancia y en contra de la caza furtiva. El Gobierno también ha incrementado sus compromisos para proteger y restaurar el hábitat de los tigres, creando importantes corredores de vida silvestre para garantizar que estos animales tengan el espacio y las presas que necesitan para prosperar.

Actualmente quedan menos de 4.000 tigres silvestres en el mundo y las mafias del tráfico de especies son sus principales enemigos.

WWF trabaja con gobiernos, científicos, guardabosques y comunidades locales para poner fin a la caza furtiva de tigres en Asia

Únete a la lucha contra el tráfico de especies firmando la petición.