Stop tráfico de especies

Un hogar para las víctimas del tráfico de especies

tráfico de especies; España

Los animales incautados vivos en las fronteras españolas, procedentes del tráfico internacional de especies, viven una situación de abandono. El incumplimiento de las obligaciones del Gobierno se traduce en caos administrativo y en el abandono de los distintos centros de rescate. Esto unido a la falta de planes de repatriación, condena a estos animales a estar encerrados y a menudo en precarias condiciones de por vida.

Por eso,  firmando nuestra campaña, le pedimos al Gobierno,  como primera medida, crear un centro de rescate de referencia que organice la llegada y garantice unas condiciones adecuadas para  el cuidado de estos animales.

Entre 2005 y 2012 se incautaron en España casi 41.000 especímenes de CITES, de los que grandes cantidades correspondían a animales vivos: unos 7.800 reptiles, más de 500 monos y alrededor de 2.500 aves.

Sin embargo y a pesar de estas cifras, España carece de un centro de rescate de referencia al que llevar todos estos especímenes vivos en cuanto son incautados para garantizar los cuidados adecuados antes de valorar su posible traslado a otro centro especializado o su repatriación.

La ausencia de dicho centro hace que estos animales vuelvan a manos de los propios traficantes o bien sean trasladados a un centro que lo acoge voluntariamente, pese a no contar con los medios y recursos necesarios

Son especies que necesitan unas conidciones climáticas, alimentación y conocimientos venterinarios específicos (muchas son especies exóticas) que no siempre son factibles. 

En España existen 35 centros que alojan cerca de 13.000 ejemplares decomisados de más de 200 especies diferentes. Sin embargo, tan solo 5 de estos centros cuentan con el correspondiente convenio de colaboración y la aportación que hacen las autoridades es totalmente insuficiente, pues cubre solo una parte mínima del coste real de manutención de estos ejemplares (menos del 10% de los gastos reales).

WWF remitió este verano una carta al Ministerio de Comercio, como máxima autoridad administrativa del convenio CITES, alertando sobre estos problemas y solicitando una mejora en la situación actual sin que, hasta la fecha, haya recibido contestación alguna.

FIRMA Y SUMA TU VOZ  para proteger a las víctimas del tráfico de especies. Pedimos, como mínimo, un hogar de acogida digno antes de  poder volver a su hábitat natural.