Stop tráfico de especies

España, puerta de entrada

España es la puerta de entrada de miles de animales vivos, de sus restos y productos derivados. Una parada estratégica para reexportar al resto del mundo estas singulares “mercancías”. Nuestra posición geográfica privilegiada, entre África y el resto de Europa y Asia, y los vínculos comerciales y culturales con Latinoamérica, hace que nuestro país sea uno de los lugares de tránsito en la ruta del tráfico internacional de especies más importantes del mundo.

Además, España mantiene un activo comercio interno, sobre todo de pieles de reptil y animales como pequeños primates, reptiles y aves exóticas que se venden como mascotas, ocupando un lugar destacado a nivel internacional. En España se desarrolla un elevado porcentaje de todo el comercio ilegal de animales y plantas protegidos en el mundo y se calcula que más de la mitad de este comercio no es detectado, a pesar de que los controles aduaneros son cada vez más difíciles de burlar.

Hace ahora un año que la Unión Europea aprobó un plan de acción para combatir el tráfico de especies silvestres dentro de la Unión y para reforzar su papel en la lucha mundial contra esa actividad ilegal. El gobierno español también debe aprobar urgentemente su propio Plan de acción contra el tráfico ilegal de especies y el furtivismo que incluya medidas concretas para luchar contra el tráfico ilegal que atraviesa nuestras fronteras, reforzando y coordinando policía y aduanas y garantizando financiación.

WWF es una de las organizaciones que dedica más esfuerzos a luchar contra el tráfico de especies a través de la red TRAFFIC. En España trabajamos desde hace décadas para denunciar las redes ilegales y las vías de entrada del tráfico de especies, reclamamos más medios para la policía y aduanas, y realizamos campañas de concienciación para reducir el consumo de especies.

 

¡Firma y únete a la lucha contra el tráfico de especies!

 

  • Casi la tercera parte de todas las incautaciones mundiales de pieles de reptil se realiza en España.
  • Entre 2005 y 2014, se incautaron en España 13.838 animales vivos
  • En una operación reciente de la Guardia Civil en Madrid se incautaron 744 kilos de colmillos de elefante africano que se pretendían vender en 200.000 euros.
  • En marzo de 2017, una operación conjunta del Seprona de la Guardia Civil e Interpol desembocó en la detención de 59 personas, la incautación de varios especímenes de primates, felinos, rapaces y reptiles, dos cocodrilos y un león disecados.