Stop tráfico de especies

Sudán, el último rino soltero

rinoceronte
tráfico de especies

Seguro que alguna vez te has planteado qué sucedería si te quedaras como el último ejemplar de tu especie sobre la faz de la Tierra. Estarías solo, completamente solo. Escalofriante imaginarlo siquiera, ¿verdad? Pues lo que para muchos sería la peor pesadilla es una realidad para Sudán, el último macho de rinoceronte blanco del norte que queda en el mundo.

Sudán vive en Kenia y su avanzada edad, equivalente a unos 97 años humanos, le tiene contra las cuerdas ya que, por el momento, no ha logrado reproducirse. Su esperma está en muy baja forma y la fertilidad de las dos hembras con las que ha intentado aparearse, Najin y Fatu, también es precaria. De hecho, ninguna de las dos está en condiciones de engendrar con él una cría de forma natural.

Así las cosas: solo tres ejemplares vivos y pocas esperanzas de perpetuarse, la situación para esta subespecie de rinoceronte es límite y tras ella está la lacra del furtivismo y las mafias tráfico ilegal de especies que cada día matan, en promedio, un rinoceronte para traficar con su cuerno.

Como parte de una iniciativa de recaudación de fondos para un método artificial de reproducción, la ONG que vela por su supervivencia en África le ha abierto un perfil en una red social de contactos. Esta original idea ha generado mucho interés en el “soltero de marfil” y a estas alturas, Sudán se ha convertido, sin quererlo, en una estrella de Tinder. Sin embargo, no por ello su cuenta atrás ha dejado de avanzar y no dejamos de preguntarnos cuánto tiempo le queda.

Si no quieres que historias como la de Sudán sigan repitiéndose, únete a la lucha contra el tráfico de especies ¡Firma la petición y únete a nuestro trabajo!

Actualización del texto:

¡Muere Sudán! El único macho de su subespecie